viernes, 10 de enero de 2014

Tener (prole) o no tener, ésa es la cuestión...

Si tienes pareja, es muy común que llegados a una edad, la gente te atosigue con preguntas como ¿cuando te casas? ¿no te animas a dar el paso? ¿por qué no os decidís de una vez?.... Sí, la gente es pesada, lo sé...  Y yo la primera, que animo a casarse a María Santísima... (deformación profesional)

Si aún no has decidido casarte, puedes acabar de la preguntita hasta el moño, e incluso sentirte presionada a dar el paso... Te advierto que solo así dejaran el erre que erre, pero no te cases por eso, eh?!! Además no es la solución para acallarlos porque una vez que te has casado, te invaden con otra pregunta... Y ésta sí que es más potente: ¿para cuando el niño? A mí ya me tienen harta...

Hay hombres y mujeres que desde bien jóvenes tienen claro que quieren un equipo de fútbol, pero no todos los seres del planeta somos iguales.... Recientemente, se ha demostrado que la idea de que todo ser humano posee el deseo intrínseco de tener descendencia, es un mito. Ayer mismo, viendo Homeland, pensé en esto cuando la protagonista, embarazadísima, lloraba porque no quería ser madre y se sentía triste... Aún así, es común que la gente siga creyendo que tener hijos es una ley natural que, tarde o temprano, nos llegará a todos y todas. Pero las encuestas e investigaciones no dicen lo mismo.... Aunque para algunos pueda resultar anti-natura, no todo el mundo quiere tener prole. ¿Cómo te quedas?

Hace poco leí que hoy día, una de cada cuatro mujeres no desea tener hijos. Y el dato va en aumento... Señoras y señores, ya son un 20% las europeas que tienen clarinete que no quieren descendencia. Aunque no se ha investigado a fondo el motivo en cuestión, se cree que el deseo de prosperar profesionalmente y el tema económico pueden estar ayudando a que el número de mujeres que deciden no tener prole sea cada vez mayor.
Y es que aunque nos vendan la moto de que podemos con todo, de que la conciliación familiar existe, de que ahora ellos también ayudan, y patatín patatán... al parecer, la realidad es que son ellas, mayoritariamente, las que renuncian a sus trabajos para dedicarse al cuidado de sus hijos.
Si la decisión de dejar su empleo es libre, a mí personalmente me parece estupendo. En ese caso, no dudo de que esas mujeres estarán encantadas ejerciendo de madres las 24 horas del día, y su decisión me parece muy loable. Se merecen TODO mi respeto y admiración.

El problema, es que algunas se ven forzadas a dejar de trabajar, cuando en realidad no están dispuestas a sacrificar su vida profesional. Pero claro, explícale tú al empresario de turno, con la que está cayendo, que te vas a pillar la baja maternal más una excedencia para poder cuidar de tu niño durante sus primeros meses de vida...  Difícil, ¿verdad? O ponte a compaginar horarios y hacer números de cuanto saldría la canguro.... En muchos casos, el gasto viene a ser el sueldo de la madre. Porque sí, amig@s, aunque parezca mentira, las mujeres seguimos ganando menos.
Así que el tema está chungo... Pero, y ahí viene la gran pregunta que ha desencadenado este post: si una realmente quiere ser madre, ¿es capaz de renunciar a todo? Supongo que habrá mujeres que sí, otras que no, y otras que no lo tengan nada claro.

Y es que la decisión es complicada porque, no vamos a negar que es un gran cambio en nuestras vidas,  y que no solo nosotras, sino también nuestras parejas, deben estar preparadas. Y luego está la posibilidad de perder el empleo, los gastos económicos que supone un bebé, las tareas domésticas que se multiplican... (Aunque no sé yo si las madres se ponen a pensar en estas cosas antes de quedarse embarazadas... porque pensando así igual no lo tienes nunca...)

Para los/as que os estéis preguntando si me ronda en la cabeza tener Zetitas y Petritas, os diré que no. De momento... porque todo puede cambiar en esta vida...

Para terminar este post, he hecho una recopilación de frases de distintos padres y madres (de todas las edades) que voy escuchando. Veréis que hay de todo....
Y tú, ¿con qué frase te identificas más? Supongo que habrá momentos para todo, como con los maridos, que los quieres mucho pero a veces.... ¡los matarías! jajaja... Pero en general, pienso que el balance debe ser positivo... Aunque la vida sin ellos tampoco está nada mal.... En fin, ¿tener prole o no tener? ¿Tú qué piensas? Ay, qué lío...
Por cierto! Haré otro muro recopilando vuestras frases! Prometido!!!
zetaypetra@gmail.com / zetaypetra en facebook
zeta&petratwitter












6 comentarios:

  1. Un artículo súper interesante, oiga!!! Sí, señora...

    ResponderEliminar
  2. Yo me identifico con MEJOR CERDOS QUE DAN JAMONES!!!! Esa frase la llevo escuchando toda la vida, por algo será...

    ResponderEliminar
  3. Qué buen post! Te felicito! Marta

    ResponderEliminar
  4. No sé como darte las gracias por esto que has escrito. Yo no puedo tenerlos por problemas de mi marido y nos hemos sentido muy culpables por ello, por eso que comentas de que parece que todo ser humano ha de tenerlos, como si fuera una ley natural. Ojalá la gente se mentalice y se de cuenta de que no todo el mundo tiene por qué tener hijos. A veces te hacen daño con tanta pregunta y te hacen sentirte mal, tachándote de egoísta por no querer tenerlos. Es tremendo... Muchas gracias por sacar a la luz verdades invisibles. Te lo agradezco en el alma. Mi frase sería: "Tener un hijo debe ser precioso, pero no tenerlo también lo es". Ahora disfruto de mi marido y de la vida al máximo, y soy feliz así. Un saludo y permíteme que no diga mi nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo por recibir este mensaje, ha merecido la pena publicar este post... Un abrazo!

      Eliminar
  5. Y muchísimas gracias a las demás!!! me vais a sacar los colores!!

    ResponderEliminar

MUCHAS GRACIAS POR COMENTAR!!!