martes, 12 de marzo de 2013

Novia mojada, novia afortunada

Tras una amable tregua en la que ha brillado el sol y hemos podido vestir prendas más ligeras, hoy la lluvia vuelve a asomarse tímidamente. Así es el tiempo aquí, impredecible. Y yo me pregunto, ¿lloverá el día de mi boda? Eso sería un completo desastre, porque tenemos pensado celebrar la ceremonia en un bonito jardín al aire libre y, obviamente, tendríamos que pasar al plan B y casarnos dentro del Palacio, que no tiene nada que ver... Y aunque hay que tomarse las cosas tal como vienen, y saber que lo más importante es disfrutar de ese día haga sol, lluvia, truene o nieve, y patatín patatán... contemplar mi boda bajo la lluvia me trae de los nervios.

Pensar en la posibilidad de que pueda llover es algo que me viene atormentando desde un primer momento. Así que he decidido empezar a ponerle remedio y buscar alternativas por si los cielos deciden chafarme el día. Y es que ni siquiera las princesas se libran de los caprichos metereológicos...



Ahí va la lluvia de ideas...

1. Lo primero sería intentar contratar el alquiler de una carpa que pueda salvar el evento al aire libre, pero sus dimensiones tendrían que ser enormes, por lo que supongo que el coste sería muy elevado. Además, si te casas en un jardín y ha llovido mucho durante la noche anterior, es probable que la hierba esté mojada y tengas a tus invitados andando sobre fango, así que piénsalo bien. Si quieres dejarte aconsejar o pedir presupuestos, existen infinidad de empresas dedicadas al alquiler de carpas: Carpas y estucturas HZ (Bizkaia); Carpas Ibarra (Bizkaia); Enkarki (Álava); Toldos y Carpas Quitasol (Sevilla); Toldos Barry (Asturias); Okatent (Barcelona); Unicca (Navarra); BC Carpas (Madrid y Barcelona); Carpa 10 (Madrid); Moñita (Madrid y Salamanca); Trackter (Segovia)

2. Para evitar que tus invitados chapoteen sobre la hierba, lo mejor sería desechar de la cabeza la idea principal y buscar otra alternativa para celebrar la ceremonia y el cóctel. En mi caso, la biblioteca del Palacio  San Joseren puede ser una alternativa original y un sitio en el que hay cabida para todos los invitados... ¡Creo que ya tengo mi plan B! 

3. Hacerse con un bonito paraguas que proteja tus pelos de peluquería de la lluvia y la humedad es esencial. A mí me gusta mucho el contraste entre paraguas negro y vestido blanco, pero creo a mi tipo de boda le iría mejor un paraguas en tonos pastel, un rosa claro, por ejemplo, o de un color divertido,  como el amarillo. Lo importante es que vaya acorde al estilo de tu boda.  





4. Ponerse en los pies unas bonitas katiuskas. Hoy en día se pueden encontrar fácilmente en cualquier tienda, claro que son de temporada de invierno... Si tienes claro que va a llover ese día, puedes avisar a tus amigas más íntimas de que vayan provistas de katiuskas, y sacaros unas fotos la mar de divertidas. 



Katiuskas tobilleras, de Bimba & Lola

5. Mantener la calma y la sonrisa. Os doy un truco para conseguirlo, recordar en todo momento el refrán novia mojada, novia afortunada.
¡Suerte con el sol!

SÍGUEME
zetaypetra en Twitter / zetaypetra en facebook
zetaypetra@gmail.com 










1 comentario:

  1. Hola soy Ana hace dos años me case. Mi marido y yo estuvimos pensando en una empresa de alquiler de carpas, y nos decidimos por EV Carpas, porque además de alquilarte lo que son las carpas, te ponen pista de baile, música, iluminación... Esta empresa nos pareció bastante completa en los servicios que ofrecía, y el precio era bastante asequible.
    Para las próximas novias que se vayan o tengan intención de casarse, les aconsejo que miren primero el tiempo, para no ir más estresadas de lo que ya vamos, ese día, en general. Os dejo aquí el enlace de la página por si queréis echarle un ojo a EV Carpas

    ResponderEliminar

MUCHAS GRACIAS POR COMENTAR!!!